#NismanSuicidado: El contenido es la forma. Clarín, La Nazión y Netflix

A simple vista de homo aviator. Todes sabemos que Netflix no es el Instituto Rosa Luxemburgo, pero de tanto en tanto, ante la berreteada y el desparpajo con que la CIA y la MOSSAD actuaron en nuestro país con la complicidad de alienadas como Carrió, Bullshit, Alonso, Wolf, las conducciones de la AMIA y DAIA (que parecen recular ante la evidencia), un programa de investigación periodística como la que se hizo sobre Nisman parece tener mayor "valor de verdad" que la decena de compañeres que dijeron una y otra vez que no era así. Pero en fin, a tilingos, armamento de su talla. Se ve que fue tan fuerte la interpelación que está produciendo el documental, que las corpos de Clarin y Nazión salieron a darle batalla y no ahorraron  armas. A la catarata de operetas que vienen imprimiendo en sus pasquines ilegibles, sumado a la repetición boba de Lanata, Leuco, Majul, et al, se pusieron a pensar que a un documental se le contesta con el mismo formato. Es decir, salieron a armar su propia storytellging y no fue casualidad que en la misma fecha ambos diarios con los que te envuelven los huevos, dejaron colgado de sus sitios webs un formato documental para intentar marear, disputar, buscar el consenso del contra documental que como bien dijo Raymond Williams en relación con la TV: "se ve más allá de contenido, se "está ahí"". No fue casualidad, esta gente no ahorra en artificio, total nosotres no sabemos aún con que política vamos a superar el poco productivo e interminable juicio por la desmonopolización y salir a crear un sistema de medios con controles democráticos, comunitarios y de responsabilidad social. Elles no descansan. Nosotres aletargades.