Domestica a Eva


Son pocos los museos que muestren algo que desagrada. Los circuitos de galerías y salas de arte son un dispositivo de tentáculos que consagran y rechazan. Decir en el 2019 que hablar de Eva Perón era entrar en un debate parece una fantasía ultra, pero en realidad es un recuerdo de quienes en la apertura política de los años 80 todavía teníamos que recibir comentarios que Evita era una puta, término que todavía no había sido resignificado por las "trabajadoras sexuales". O ver películas sobre su vida donde Flavio Palmiero trataba de poner en celuloide un Eva de fantasía con la canción de Lito Nebbia Quién quiera oir que oiga. Parece mentira pero en esa película el radical Matov (padre de que se cargo 35 vidas en la revuelta del 2001) escupía veneno a una cámara diciendo que Eva fue una "brutal ambiciosa y que por su ambición solo quedan de ella cenizas". Toda una afirmación del nuevo radicalismo bien lejano del Alfonsín y más cercano al ex Ministro Carranza, el pone bombas en el subte A que mató militantes peronistas en los años 50.

Eva ya está en remeras, tazas, en los elogios de Susana Gimenez, en el pésimo film que performateó Madonna y la televisiva película que armaron de raje con Esther Goris. Capítulo aparte siempre merecerá la opera rock de Nacha Guevara y Favero, maravillosa obra que esperamos ver de nuevo.

En este devenir, este año se inauguró en el MUNTREF (Museo de la Untref) una ecléctica muestra llamada Evita de colección, donde un Santoro convive con Benedit, con Heinrich, et. al., en la que se pretende un acercamiento plural a la Eva que la CGT pidió a Franciso por su canonización. Interesante es ver tanta imágenes, lo tremendo es que Eva no fue plural, sino bifronte:  jugada, combativa con claridad y distinción. Eva fue hada y combatiente, y esta verdad es la que las capas de discurso sobre discurso tratan de borrar ¿Y si no es así porque la monumental obra de Santoro sobre el Ministerio de Desarrollo estuvo apagada durante los 3 años y pico del gobierno de conservador? Eva la de sus huesos en escalera, la retona a los huelguistas, la laburante a destajo, la que recibió a mi abuela nunca será objeto de múltiples miradas, sino de interminable herencia y fuego.


Mas información: https://untref.edu.ar/muntref/es/