Netflix: Los dos papas De como toda historia es política contemporánea

En un seminario sobre Estudios Culturales que Silvia Delfino dictó a mediados de los 90 en la Facultad de Filosofía y Letras, todo un grupo de estudiantes discutíamos la relación entre medios, discurso y verdad. Todavía recuerdo que la fugaz, y bastante poco productiva, noción de posverdad no existía, así que cercanos a un concepción de medios como Aparatos Ideológicos, desde el peronismo hasta la izquierda nos revoleábamos anatemas con nombres de periódicos porque varies todavía buscábamos en la prensa escrita, esa primera versión de la historia, con una mayor o menor verdad. Delfino guardaba silencio hasta que comenzando con "Qué interesante lo que plantean, sin embargo ¿Vamos a discutir los medios en base a categorías lógicas de verdadero o falso o no sería más productivo poner todos los diarios sobre la mesa y ver como opera cada uno? " En una afirmación y una pregunta nos dejó a todes en boxes. Esta discusión viene a cuento que si lees las críticas que los think tanks católicos están produciendo como opinión sobre está película va en esa camino. Así, los imaginarios diálogos entre Francisco y Benedicto son criticados por su inexistencia y/o imposibilidad de corroboración ¡Qué interesante ver como el más craso positivismo cierra filas con la ortodoxia  católica en materia de epistemología! Por eso, retomando el dictum de Delfino, queda claro que esta film de Netflix es un ingeniosa operación político-cultural en la que se muestra a un Francisco modernizador opuesto al Benedicto pitbull de la "fe", pero con una supuesta experiencia de reconciliazione secreta en la que Pancho se arrepiente de los límites de su accionar en la última dictadura empresarial militar argentina con el consuelo cuasi luterano del otro Papa cuando afirma todes somes pecadores y humanes. Y de paso, Benedicto se exculpa en una confesión auricular de lo que no hizo contra los curas pedófilos. Y así, los dos modelos de Iglesia serían una "continuidad" cuasi consensuada por Joseph, una elección indirecta por conveniencia y "arrepentimiento". La peli es como un Corín Tellado en HD, que no viene mal en el refuerzo de la figura de Francisco brutalmente jaqueada por la derecha mundial, así como por el recuerdo, demasiado explícito, de los "vuelos de la muerte". No vamos a develar nunca la intención del director, del guionista y del productor, pero si queda claro que el Vaticano opera para ganar oxigeno en las pocas reformas que Francisco inició y que no sería raro vuelvan a foja cero con un nuevo Obispo de Roma en la próxima fumata blanca.

Dirección

  • Fernando Meirelles


Producción Dan Lin
Jonathan Eirich
Tracey Seaward
Guion Anthony McCarten
Basada en The Pope, de Anthony McCarten
Música Bryce Dessner
Fotografía César Charlone
Montaje Fernando Stutz
Protagonistas Anthony Hopkins
Jonathan Pryce
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País Reino Unido
Estados Unidos
Italia
Argentina
Año 2019
Estreno 31 de agosto de 2019 (Telluride))
27 de noviembre de 2019 (EEUU)
20 de diciembre de 2019 (Netflix)
Género Biografía
Drama
Duración 125 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Netflix
Distribución Netflix